3 consejos para desarrollar la motricidad fina a través del juego

La ludotorapia ha aportado un fundamento interesante en cuanto al desarrollo de estrategias para el fortalecimiento cognitivo, habilidades físicas, sensoriales y perceptivas en los niños por medio del juego. Con base a ello, le ofreceremos 3 Consejos para desarrollar la motricidad fina a través del juego.

Existen innumerables juguetes, sin embargo, los juguetes educativos han sido diseñados como técnicas de enseñanzas, que permiten al niño/a lograr el desarrollo de sus capacidades mentales, adquirir conocimientos prácticos – operativos y de socialización.

Es el caso del desarrollo de la pinza fina, la cual forma parte de los ejercicios para motricidad fina, logrando en el niño la estimulación muscular, ósea y nerviosa.

Sean bienvenidos a este interesante post, ofreceremos tres prácticos, sencillos y útiles consejos para ayudar a su hijo/a en esta hermosa tarea de construcción, coordinación, agarre y mayor dominio de sus tareas de ambas manos.

3 consejos para desarrollar la motricidad fina a través del juego

Tres consejos prácticos para desarrollar la motricidad fina

A partir de los 8 a 9 meses el niño está en la etapa de agarre de diversos objetos de su entorno. Por supuesto, esto es según los estadios de desarrollo evolutivo de Jean Peaget, en la actualidad, podremos ver como el ser humano, realiza con prontitud ciertas destrezas.  Es así, como iniciar su proceso de interacción y conocimiento con el mundo. Por ello, el desarrollo de la motricidad fina representa la posibilidad de estimular pequeños músculos de manos, dedos y pulgar en la realización de ciertas tareas, si es, por medio del juego, mucho mejor. Ya lo verá:

 

  1. Dibujos libres y rasgar papel en formas de tiras

La ejercitación de la pinza inferior y superior requieren de prácticas amenas regulares y ¿Qué mejor forma que por medio de plasmar en un papel?, el estímulo al logro de meta y la visualización plasmada (dibujo) resulta una actividad placentera en los niños a partir del año, incluso, antes podemos procurarlos con creyones (más gruesos). Con instrucciones precisas se le dirá al niño/a (en la medida que progrese en esta tarea) dibujar: círculos, líneas horizontales, rectas, verticales, oblicuas. Si las hojas son de gran dimensión  mucho mejor será la actividad. También se estará trabajando el desarrollo de la motricidad fina, orientándole a rasgar tiras rectas.

 

  1. Teclear (teclados de pc, calculadoras

La coordinación de músculos, huesos y nervios para lograr producir movimientos pequeños y precisos como lo es el teclear, resulta una tarea de esfuerzo, además de precisar de algunas  destrezas y habilidades puntuales para lograr la meta… el dominio y el control de los dedos, muñeca y antebrazo.

  1. Seleccionar entre varios granos pequeños

La pinza fina es una de las tareas de mayor frecuencia para tratar y/o fortalecer la motricidad fina. Usted, podrá asignar la tarea al niño de seleccionar en un cúmulo de granos los de ciertos colores, de forma de se verá en la necesidad de ejecutar movimientos minúsculos para la aprensión de ciertos objetos. De igual modo, ocurre en la recogida de juguetes (aplica de mejor forma cuando son objetos pequeños).

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *