Consejos para ahorrar energía en casa

¿Estás buscando consejos para ahorrar energía en casa? Cada vez son más las personas que se preocupan por ahorrar energía, tanto para ahorrar en la factura eléctrica como para ayudar al medioambiente. Pero lo cierto es que a muchas personas les puede costar trabajo encontrar las mejores formas para conseguirlo.

Es por eso que en esta ocasión queremos compartir una serie de consejos para ahorrar energía en casa que te pueden ser de utilidad para realizar aquellos cambios que te permitan conseguirlo.

Ten en cuenta que para que estos consejos realmente se vean reflejados en la factura eléctrica es muy importante que seas constante y paciente. Es por eso que tienen que convertirse en hábitos que practiques en tú día a día.

Consejos y hábitos para ahorrar energía en casa

Siguiendo estos consejos y adaptándolos a tu vida diaria deberías de ver cambios en el ahorro de energía:

Aprovechar al máximo la luz natural

No cabe duda que una de las formas más efectivas de poder ahorrar energía es aprovechar lo más que se pueda la luz natural.

La luz solar se puede aprovechar muy bien en países como España que son muy soleados, por lo que realmente no deberías tener que prender las luces de la casa hasta que realmente sea necesario.

Apaga las luces cuando no se utilicen

¿Vas a la cocina por algo de beber y cuando sales dejas prendidas las luces? Este es uno de los errores más comunes y es uno de los comportamientos que más afectan el ahorro energético.

Tienes que acostumbrarte a apagar las luces al salir de una habitación, evitando que se siga consumiendo luz que realmente no se está utilizando. Este es uno de los consejos para ahorrar energía en casa que deberías siempre recordar.

Puedes usar luces LED que tengan un menor consumo energético, pero sigue siendo muy importante que apagues las luces. Esto también es sumamente recomendado cuando se utiliza un generado eléctrico, evitando que su energía se consuma sin sentido.

Desconectar todos los aparatos que no estés usando

El dejar los aparatos conectados, aunque no se estén usando es uno de esos gastos invisibles de los que no nos damos cuenta pero que siguen sumando. Este consumo energético conocido como “Stand by” se produce cuando apagamos un aparato y lo dejamos conectado.

Si te pones a analizar ahora mismo la cantidad de aparatos que estás usando y los que están conectados te darás cuenta de lo que estamos hablando.

Por lo general las personas dejan conectados sus cargadores, lámparas, calefactores, cafeteras, licuadoras, ordenadores, cepillo eléctrico, aparatos digitales y toda una variedad de aparatos eléctricos.

Las regletas son una forma muy sencilla de “desconectar” varios aparatos al mismo tiempo y que así dejen de consumir energía mientras no se están utilizando.

No dejes abierta la nevera por mucho tiempo

El consumo de energía del frigorífico se incrementa notablemente cuando dejamos la puerta abierta durante mucho tiempo.

Muchas personas abren la puerta de la nevera, se ponen a buscar algo que se les antoje, sacan las cosas y empiezan a prepararse algo dejando la puerta abierta para volver a guardar las cosas.

El frío que está capturado en el interior se pierde y la nevera tiene que trabajar de nuevo para eliminar el color de su interior. Esto termina aumentando el gasto de energía.

Con estos consejos para ahorrar energía en casa deberías poder ver un cambio en la factura eléctrica, quedando claro que estás haciendo un buen trabajo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *