Consejos para ver XXX sin obsesionarte

¿Te preocupa ver XXX y obsesionarte? ¿Quieres disfrutar de la pornografía tranquilamente?

Combatir la adicción al porno es uno de los grandes desafíos de quienes no controlan sus impulsos e instintos más primitivos.

Si te gusta el porno, pero no quieres obsesionarte y que tu vida cambie por completo, te invitamos a que nos acompañes.

Estos consejos para ver XXX sin obsesionarte te ayudarán a encontrar el equilibrio perfecto entre el cine erótico y tu bienestar general.

Consejos para ver XXX sin obsesionarte

La adicción al porno cambia la percepción de la realidad, afecta las relaciones en pareja, promueve la desconcentración –especialmente en el trabajo y en la universidad– y te vuelve un esclavo dependiente a ver un vídeo para funcionar en el día.

Por suerte podemos realizar un par de cambios en nuestra rutina al mirar pornografía, pedir ayuda a profesionales y tomarse las cosas con calma. Estos consejos para ver XXX sin obsesionarte te ayudarán y por eso queremos que los conozcas.

consejos para ver XXX sin obsesionarte

Limita la cantidad de porno

¿Cuántas veces miras porno al día? ¿Tres, dos, cuatro veces? Si no quieres obsesionarte con el cine +18, limita la cantidad de porno que miras.

La adicción al XXX se siente como un deseo desenfrenado por consumir contenido para adulto, aún sabiendo que está mal para nuestra salud.

No obstante, por más fuerte que sea ese impulso, tenemos que tomar el control. Claro, esto es algo que no ocurre de la noche a la mañana.

El problema de quienes intentan limitar el porno en su vida, y no lo consiguen, es que lo realizan de golpe. Te funcionará un día, quizás dos, pero a la semana volverás a recaer.

Empecemos con cambios pequeños para que surtan efecto a largo plazo.

No te apresures. Si miras 4 vídeos de obesas desnudas, bájalo a 3, luego a 2 y finalmente a uno por día. Cuando te des cuenta, habrá días donde no querrás mirar XXX.

Acaba rápido

Esto se conecta directamente con el punto anterior. Si no terminas el objetivo deseado, que es masturbarte, lógicamente quedarás con ganas de más.

Seguramente te ha pasado que empiezas a mirar contenido adulto, navegas buscando el vídeo perfecto, miras los 50 minutos de duración y ni siquiera acabas.

Si te masturbas rápido, acabas y liberas esa ‘presión’, se te quitarán las ganas. Te llevará a apagar el ordenador y a ocuparte de otras actividades.

Ocupa tu tiempo en otra actividad

Ocupar tu tiempo en otra tarea es clave para no obsesionarte con el cine para adultos.

Si en vez de pasar el día mirando porno, sales a respirar aire fresco, realizar ejercicios, quedar con amigos o mirar una película en el cine, tu mente no te presionará o atormentará -cuando la situación es grave-.

Esos sí: hazlo de manera natural. No obligado. De nada vale hacer ejercicio o practicar un deporte mientras sigues pensando en las actrices del último video que miraste.

Invierte todo tu tiempo y concentración en lo que sea que decidas hacer y, durante esos momentos, olvídate del XXX.

Asiste a terapia

Si la obsesión ha sobrepasado cualquier límite, y ya no quieres sentirte de esa manera, no lo pienses dos veces y asiste a terapia. Un profesional capacitado en tratar desequilibrios emocionales te dará las herramientas necesarias para combatir la adicción al porno.

evitar adiccion al porno

La terapia te ayudará a tomar el control de tus propias decisiones. No es algo malo; todo lo contrario. Mejorarás tu obsesión y lograrás ver cine adulto sin caer en vicios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *