Consejos si vas a hacerte la reproducción asistida

Aunque es posible quedarse embarazada con confianza mediante un tratamiento en una clínica de salud reproductiva, para algunas parejas el proceso puede ser largo y difícil. Tanto si se trata de inseminación artificial (IA) como de fecundación in vitro (FIV) u otro tratamiento, son muchas las emociones que conlleva. Y a veces estas emociones llevan a las parejas a preguntarse si deben seguir adelante o abandonar el intento.

A pesar de la elevada tasa de embarazos con éxito, es importante que las parejas tengan una actitud positiva y realicen cambios en su estilo de vida siempre que sea posible. Si la pareja hace todo lo posible, las posibilidades de embarazo aumentan.

Es por eso que la reproducción asistida o inseminación artificial es un conjunto de técnicas o métodos biomédicos que pueden facilitar o sustituir los procesos naturales de fecundación. De este modo, facilita la fecundación de un óvulo. Ya sea por problemas de fertilidad o por cualquier otro motivo en el que este método sea necesario.

 

Aquí te traigo algunos consejos si vas a hacerte la reproducción asistida, algunos extraídos de la  Clínica mejor valorada de reproducción asistida en Valencia.

Buscar apoyo

Si se somete a un tratamiento de fertilidad como la reproducción asistida, es importante rodearse de personas que le apoyen. No puedes permitirte tener pensamientos negativos como: ¿Por qué no adoptas?

Es perfectamente normal distanciarse de los amigos o familiares que no entienden o no pueden entender tu situación. Si te sientes con fuerzas y energía suficientes, una buena solución es decirles cómo quieres que te traten y aclarar sobre qué deben preguntarte: sobre el proceso o sobre el resultado.

Aclarar su situación laboral también le ayudará a planificar sus visitas a la clínica. Participar en grupos, virtuales o presenciales, también te ayudará a sentirte diferente, pero no busques una respuesta médica intrusiva.

Tu vida continúa

Sigue moviéndote, las endorfinas que produces te ayudarán a sentirte mejor. Caminar es una buena opción, pero también puede hacer su ejercicio habitual entre los viajes. Si decides hacer yoga, dile al instructor que quieres estar embarazada para poder hacer diferentes movimientos.

Controla tus pensamientos

Gran parte de tu estrés proviene de ti mismo. Te preocupan las finanzas, si tu próximo intento será el último o qué harás si no funciona. Ni siquiera la visión de otras personas que se quedan embarazadas de forma natural ayuda, al contrario, te deprime o enfada. Esto es obviamente injusto. Estos pensamientos no te darán tranquilidad. La meditación, la atención plena y el yoga pueden ayudarte a minimizarlas, controlarlas y mirarlas desde fuera.

Intenta separarte de él

Sabemos que no es fácil, pero intenta que el tratamiento de reproducción asistida no se convierta en el centro de tu vida. No pospongas las cosas, tu vida está sucediendo ahora. Mantente ocupado con tus pasiones, encuentra otras nuevas, céntrate en las cosas que te dan satisfacción. ¿Sabes cuántas cosas ya no puedes hacer cuando tienes un bebé en brazos? Ahora tienes el tiempo y la libertad para perseguirlos.

Planificar el periodo de espera

Puede parecer que la parte más estresante de la reproducción asistida es tomar la medicación y las inyecciones. Pero no es así, esta es la etapa en la que tienes que hacer algo para quedarte embarazada.

La peor parte es «la espera de la prueba beta», las dos semanas que transcurren entre la transferencia y el análisis de sangre en el que se determina el valor de la prueba beta y se sabe si estás embarazada. Algunas mujeres se toman un tiempo libre durante este periodo, otras prefieren mantenerse ocupadas con el trabajo. Decidas lo que decidas, planifica con antelación.

Preparando el momento de la verdad

Conocer el resultado también es muy estresante. Te aconsejamos que no caigas en la tentación de comprar un test de embarazo en la farmacia para evitar falsos positivos. Piensa dónde y con quién quieres estar cuando recibas el resultado. Recuerda que, si el resultado es negativo, sentirás cierta tristeza por tu hijo no nacido. Si el resultado es positivo, enhorabuena, estás un paso más cerca de tener un bebé. Hay una confirmación extra en la consulta al escuchar su corazoncito. Y aquí entre el mejor tratamiento de la reproducción asistida, para que se haga posible.

Sabias que…

Durante el proceso los especialistas en cuanto a la reproducción asistida responderán a todas sus preguntas, y durante el tratamiento de reproducción también le guiarán y orientarán en su situación concreta.

Además del programa de apoyo psicológico durante el tratamiento de fecundación in vitro (FIV) o reproducción asistida, también organizan seminarios de mejora de la fertilidad y conferencias ocasionales sobre temas relacionados con la reproducción asistida y el embarazo.

Sobre todo, no tengas miedo de pedir ayuda para cualquier problema, ya sea físico o mental, porque con el apoyo adecuado y dejando de lado las actitudes negativas, puedes conseguir mucho más de lo que crees.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *