La importancia de la salud mental

Si deseas conocer la importancia de la salud mental, y cómo afecta a nuestro cuerpo, quédate hasta el final. En el siguiente artículo explicaremos las nociones básicas sobre la salud mental, el papel que juega en nuestra vida diaria, los trastornos más frecuentes y finalmente mencionaremos algunos consejos esenciales para preservar el bienestar emocional y psicológico.

¿Qué es la salud mental?

Empecemos desde lo más básico para ascender a lo específico, definiendo qué es la salud mental. En palabras sencillas, se trata de un estado donde las condiciones mentales de una persona le proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad.

La mayoría de los individuos creen que la salud es solo un concepto relacionado al bienestar físico, cuando no es cierto. Tanto las emociones, como la mente en general, juegan un papel fundamental en nuestro comportamiento y desenvolvimiento en la sociedad.

salud mental

Este concepto se encuentra ampliamente relacionado con la armonía, que es la proporción adecuada de un conjunto de sensaciones o sentimientos que proveen una relación de paz. También se liga con el bienestar emocional, que es el estado ameno de las emociones.

En síntesis, cuando hablamos de salud mental nos referimos a una sensación de tranquilidad tanto con nosotros mismos, como con lo que nos rodea. Ayudando a manejar situaciones tensas o estar libres de enfermedades que producen trastornos, como depresivo y de personalidad.  

Componentes de la salud mental

Bien, sabemos entonces que la salud mental es un estado donde somos conscientes de nuestras sensaciones, pero, ¿cuáles son elementos que lo componen? Algunos ya lo hemos mencionado superficialmente, pero vale la pena ahondar al respecto.

  • En primer lugar, la auto aceptación. La salud mental involucra como somos, en cómo nos percibimos y en los que queremos ser. Cuando somos conscientes de nuestros problemas, y trabajamos para solucionarlos, llegamos a una relación de armonía con nuestro interior.
  • En segundo lugar, las relaciones sociales. Los estímulos que nos llegan del exterior también influyen en la salud mental, al igual que nuestro desenvolvimiento en la sociedad. Un problema de salud mental afecta nuestra capacidad de tener relaciones sociales, mientras que un bienestar mental nos ayuda a estar en buenos términos con el exterior.
  • En tercer lugar, el control. Aquí se incluye tanto las emociones como las situaciones, dado que es la capacidad que tenemos para administrar o gestionar eficientemente los problemas internos y externos. Un trastorno mental nos aísla, mientras que un bienestar nos permite solucionar los conflictos.

Importancia de la salud mental

Como hemos mencionado a lo largo del artículo, la salud mental juega un papel fundamental en nuestra vida diaria. Si nos encontramos en armonía con nuestro ser, podremos disfrutar de las actividades cotidianas, las relaciones y prevenir enfermedades físicas. Porque sí, nuestro cerebro y nuestro cuerpo se encuentran vinculados y un error en alguno repercute directamente en el otro.

En el mismo orden de ideas, la salud mental es sumamente importante para conocernos a nosotros mismos, evaluar nuestro máximo potencial y explotarlo para el beneficio personal. También nos permite manejar adecuadamente escenarios que, si no se trabajan a tiempo, influyen en nuestra vida social y económicamente. Como el rendimiento laboral.

Los problemas de salud mental afectan tanto a niños como adultos, mujeres y hombres, incluyendo todo tipo de etnia. Un desequilibrio emocional y psicológico puede desencadenar en alteraciones de sueño, o en trastornos más peligrosos, como compulsivos o esquizofrénicos. Por tanto, preservar la salud mental debe formar parte del programa de vida de cualquier persona.

Bajo ese escenario te recomendamos indagar a profundidad los servicios del Instituto Coullaut de psiquiatría, un centro especializado en el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades mentales. El instituto cuenta con un equipo de profesionales calificados para la rehabilitación y gestión de las alteraciones emocionales y psicológicas.

Tienen cobertura en trastornos de la personalidad –como adicciones o cambios bruscos en el estado de ánimo–, psiquiatría infantil –detección temprana de los problemas mentales y emocionales de los niños–, neurofisiología –una especialidad de la medicina que investiga la deficiencia funcional del sistema nervioso–, neurología –diagnóstico de enfermedades anatómicas que afectan al sistema nervioso–, y enfermería y medicina interna. Lo mejor de todo es que puedes programar una consulta online indicando el servicio y el especialista.

Problemas y síntomas relacionados con la salud mental

Lamentablemente, todos estamos expuestos a los problemas mentales. Es bueno que conozcamos a detalle los más comunes para actuar a tiempo, especialmente cuando aparece un síntoma.

problemas de salud mental

  • Trastorno de ansiedad. Manifestado mediante sentimientos de preocupación y nerviosismo intenso o excesivo por situaciones cotidianas. Afecta a nuestro cuerpo con palpitaciones taquicardias o falta de aire prolongado.
  • Alteraciones en el estado de ánimo.  Es un tipo de trastorno que se caracteriza por un desequilibrio emocional y produce un sentimiento de tristeza e irritabilidad intensa que puede transformarse en patologías más graves, como trastorno bipolar o maníaco.
  • Esquizofrenia. Una alteración de la percepción de la realidad de la persona, considerada de las enfermedades mentales más peligrosas dado que produce cambios en la personalidad, alucinaciones y desconexión parcial o total de las actividades diarias.
  • También se pueden presentar algunas alteraciones como: fobias inexplicables a objetos o escenarios sociales; estrés post-traumático, pensamientos intensos que producen afinación por la realización de actividades repetitivas, como limpiar o lavarse las manos.

Consejos para cuidar la salud mental

No todo tiene que ser malo, también nos podemos enfocarnos en los aspectos positivos relacionados a la salud mental. Por eso hemos decidido recomendarte algunos consejos esenciales para cuidar tu salud mental.

Dormir adecuadamente

Si tu ciclo de sueño no se encuentra equilibrado, evidenciarás un cambio o alteración en tu estado de ánimo o psicológico. Así pues, procura dormir en buenas condiciones y el tiempo recomendado es de 8 horas al día.

Realiza actividades de ocio

La intención es que te desconectes de algunos problemas y te enfoques en lo que realmente disfrutas. Como jugar con los amigos, leer un libro, ver un vídeo o practicar un deporte. Así trabajas tanto tu autopercepción como las relaciones sociales.

Vive el día a día

Los inconvenientes son normales y podemos manejarlos. No te preocupes demasiado, ya que puede desencadenar en alteraciones. Disfruta de tu rutina diaria, coincide con tus amigos, habla con tu pareja y camina hacia un mejor futuro.

Pide ayuda profesional

Ese ‘tabú’ que existe alrededor de pedir ayuda profesional por problemas emocionales, como el estrés o depresión. No tengas pena de asistir a una charla con un profesional o ir al médico para un diagnóstico. Solo los que realmente conocen de la naturaleza de los problemas mentales pueden recomendar un tratamiento.  

prevenir enfermedades mentales

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *