La fimosis y el problema que ello conlleva en la pareja

Las condiciones y enfermedades del pene pueden ser un problema para las relaciones, y una de ellas es la fimosis. Una afección donde el prepucio (cuero que cubre al aparato reproductor masculino) no puede retraerse hacia atrás porque está demasiado apretado en la glande.

La fimosis no suele ser una incapacidad grave al menos que presente o cause síntomas como sangre en la orina o dolencias en la erección. Te invitamos a que nos acompañes hasta el final del artículo para que conozcas el contexto relacionado con esta afección del pene y el frenillo del pene corto.

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es una incapacidad para retraer el prepucio que cubre la glande del pene. Ocurre cuando aparato masculino no está circuncidado y el prepucio está plegado al glande, en forma de anillo apretado o una banda de goma. Evitando la retracción parcial o total.

Fimosis

Es una condición que se presenta en el 1% en los niños, pero también puede verse en los adultos. Empieza en los pequeños al nacer y luego deja de ser un problema cuando alcanzan la edad de 3 años. En los adultos puede presentarse por otras condiciones, como bacterias o heridas graves.

¿Qué causa la fimosis?

Cuando es una incapacidad fisiológica, los niños desarrollan prepucios apretados al nacer y se van separando con el tiempo. Es una condición completamente normal para los niños que no están circuncidado, y se resuelve naturalmente, sin la necesidad de operación o cirugía en el pene.

Por otro lado, cuando es patológica, la fimosis se presenta debido a cicatrices en el pene, infecciones e incluso la inflamación del glande. En caso de alguna de las acciones anteriores, la retracción forzada del prepucio provocará hemorragias y traumas psicológicos para el varón y los padres.

Problemas de la fimosis

La fimosis realmente no es un problema, al menos que se presenten algunos inconvenientes patológicos, como es el caso de la hemorragia mencionada anteriormente. También cuando hay síntomas de enrojecimiento, dolor o hinchazón en el área de la glande.

Otro inconveniente relacionado con la fimosis es la irritación del pene que, a corto o largo plazo, puede provocar dolor cuando el varón esté orinando. Aunado a las consideraciones presentadas, de ser la fimosis causada por una bacteria, entonces provocará dolor y tiene que ser tratado a través de cremas o tratamientos con antibióticos.

Fimosis y problemas en parejas

El principal problema de la fimosis con las relaciones en pareja es que la dolencia o la incapacidad para retirar el prepucio es imposible de llevar a la hora de tener relaciones sexuales. También es una dificultad psicológica para ambos lados ya que se tiene que tratar con diversas alternativas médicas.

problemas de la Fimosis

Una de las posibilidades de que se desarrolle fimosis, aunque es poco probable, es mediante las infecciones de transmisión sexual. Por lo que no solo es un problema para la persona que lo sufre, sino para la otra parte que también podría ser participe receptora de enfermedades sexuales. En ocasiones se necesitará cirugía para poder retraer el prepucio.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *